Consejos para realizar una reforma integral

Si es el momento de dar un nuevo aspecto a tu casa es conveniente que lleves a cabo una estrategia desde el primer momento. Realizar una reforma integral no siempre es fácil, lo más importante es planear la manera en la que queremos llevar a cabo la obra y tener muy claro el resultado que deseamos.

Cómo planear una reforma integral

  • Reforma solo lo que consideres necesario. Muchas veces nos metemos en una reforma integral y acabamos por reformar aspectos de nuestra vivienda que no necesitaban ser renovados, debemos identificar todo aquello que necesite un cambio, desde los muebles hasta las instalaciones y también determinar los aspectos que queremos que permanezcan como están. Es importante tomar la decisión mirando nuestra casa de la manera más objetiva posible.
  • Tener una imagen general es básico. No se trata de considerar cada espacio o habitación de manera independiente, una reforma integral tiene que ver con toda la vivienda, por lo tanto el resultado debe afectar al conjunto de la casa y tratarla como un único espacio.
  • No todas las habitaciones tienen el mismo uso. Evidentemente el uso que se va a dar a la cocina no va a ser el mismo que el que se le pueda dar a un cuarto de baño. Debido a esto, debemos determinar los materiales que mejor van con el uso que vayamos a dar en cada cuarto. Una cocina, por ejemplo, debería ser funcional principalmente, sin embargo mucha gente sacrifican la usabilidad por la estética si no cocinan de manera habitual.
  • La empresa contratada tiene que contar con todas las garantías. En ocasiones es necesario realizar un proyecto previo, la empresa debe ser capaz de realizarlo. Pide referencias a personas que hayan contado con los servicios de la empresa que deseas contratar.
  • Los tiempos de la reforma pueden alargarse, de hecho es lo normal, sin embargo es necesario realizar un calendario con la ejecución paso a paso. Es la mejor manera de prever los cambios que deben llevarse a cabo y muy útil si se necesita hacer una reclamación.
  • Pensar a largo plazo es necesario. Muchas veces nos dejamos arrastrar por las modas o por materiales que no nos garantizan una larga vida. Planear una obra a largo plazo nos asegura no tener que realizar una reforma en poco tiempo.
  • Localiza aspectos de la reforma que te permitan ahorrar, este es un consejo muy práctico para tu bolsillo.

Estos son nuestros consejos para planificar una reforma integral, si quieres dejarnos tu opinión déjanos un comentario en nuestro blog.

 

 

Deja un comentario