Curiosidades de las líneas de metro de Madrid

El metro de Madrid está cerca de cumplir 100 años, a lo largo de casi diez décadas ha cumplido una función vital en esta ciudad, además de guardar innumerables secretos que se esconden bajo el suelo de Madrid. Repasamos algunas de estas curiosidades acerca de las líneas de metro de Madrid.

Líneas de metro de Madrid: historia y curiosidades

  • El nombre de metro viene de la abreviatura del término Ferrocarril Metropolitano.
  • Las líneas de metro de Madrid miden un total de 324 kilómetros, se trata de la séptima red más extensa del mundo por detrás de Moscú, en primer lugar, Tokio, París, Londres, Shangái y Nueva York.
  • Probablemente no te habrás dado cuenta, pero el metro de Madrid circula por la izquierda. En el año 1.919, año de su inauguración, el transporte circulaba por la izquierda, cinco años más tarde se cambió la norma, sin embargo cambiar las líneas de dirección suponía un elevado sobrecoste, por lo que se decidió continuar con el mismo sentido.
  • Desde el comienzo de las obras en el año 1.916 hasta su inauguración fue necesario esperar 3 años.
  • La estación más profunda es la de Cuatro Caminos, se excavó a una distancia similar a la de un edificio de 20 plantas bajo la superficie.
  • La primera línea recorría 3,48 kilómetros desde Cuatro Caminos hasta la Puerta del Sol. El trayecto entero se hacía en diez minutos y contaba con un total de 8 paradas, su velocidad era tres veces superior a la del tranvía de la época.
  • El precio del primer billete era de 15 céntimos, el trayecto comenzaba a las 6:20 de la mañana y finalizaba a las 2:00.
  • La estación en la que actualmente confluyen más líneas es Avenida de América, con un total de cuatro.
  • La línea con más paradas es la 1 con 33, la más larga es la 12 con un recorrido de 40,96 km.
  • Existen dos estaciones fantasma, la de Chamberí que se dejó de utilizar y la de Arroyo de Fresno que nunca se llegó a utilizar.
  • En la estación Alto del Arenal, en línea 1, se ubica el puesto central desde el que se controla todo lo que sucede en el metro de Madrid.
  • La parada de Ópera guarda un pequeño museo en su interior en torno a los Caños del Peral, una fuente que abastecía de agua a la capital.

Estas son algunas curiosidades sobre las líneas de metro de Madrid. En Termiser nos enorgullecemos de haber aportado nuestro granito de arena en estos casi 100 años de historia, gracias al material que hemos aportado a las obras y reformas de varias líneas del suburbano madrileño.

Deja un comentario