Diferencia entre un apeo de fachada y un andamio multidireccional

En la actualidad existen varias soluciones para fachadas, adaptadas a diferentes objetivos. Tanto el apeo de fachada como el andamio multidireccional se basan en estructuras en altura, sin embargo, tienen diferentes objetivos.

Qué es un apeo de fachada

Un apeo de fachada es una estructura cuyo objetivo es soportar el peso de una fachada. Los apeos se suelen utilizar para obras en las que un edificio se demuele, pero por distintas razones, la fachada se conserva. 

Por lo general, las fachadas de los edificios tienen en la propia estructura del edificio, uno de sus principales sustentos, por eso, cuando demolemos un edificio, la estabilidad de la fachada queda comprometida. Mediante el apeo de fachada conseguimos sustentar con seguridad la parte frontal del edificio, evitando el riesgo de caída.

Por tanto, los apeos son estructuras que ayudan a fijar y sostener una fachada, lo más habitual es que la estructura demolida se sustituya por una nueva construcción, por tanto el apeo se retira una vez que la nueva construcción queda finalizada.

Qué es un andamio de obra

Los andamios de obra comparte dos características con los apeos, por una parte, se trata de una estructura provisional, además, se suelen ubicar en las fachadas de los edificios.

La diferencia entre un apeo y un andamio de obra es que, como veíamos, el apeo tiene un fin estructural, mientras que el andamio solo sirve para generar una estructura ligera, que permita trabajar a diferente altura, sin que su acción influya en la estabilidad de la fachada o el edificio.

Por tanto, un andamio no tendrá ninguna función estructural, al contrario, es importante que un andamio no suponga ni un peso añadido al edificio, ni sirva como apoyo o base a la fachada. 

Apeos de fachada para su conservación

Son varias las razones por las que puede ser obligatorio conservar una fachada. Existen varias normas municipales, referidas exclusivamente a la conservación de fachadas, es responsabilidad del propio ayuntamiento establecer los criterios específicos de protección de fachadas históricas. 

El objetivo es evitar que frentes de viviendas históricas puedan sufrir daños. A veces está permitido derribar una estructura, sin embargo se obliga a conservar la fachada por su interés patrimonial. En este sentido, el apeo de fachada sirve como un refuerzo estructural, para reforzar la estabilidad de una fachada.

En Termiser trabajamos con todo tipo de andamios para trabajos en altura, con todos los elementos de seguridad imprescindibles para crear zonas seguras de trabajo.