El reapuntalamiento de andamios para obtener una mayor seguridad

El reapuntalamiento de andamios es una técnica que mejora la seguridad del trabajo en altura. Con este tipo de refuerzo conseguimos asegurar la estructura completa, evitando vibraciones y problemas mucho más graves, como el colapso del andamio.

En este post analizamos algunos consejos acerca del reapuntalamiento de andamios y las ventajas que conseguimos con este tipo de instalación.

En qué situaciones nos planteamos un reapuntalamiento de andamios

Existen dos situaciones en las que se hace imprescindible reforzar un andamio con puntales auxiliares: cuando el andamio alcanza una altura considerable y al trabajar en un terreno inestable.

En el primer caso, la labor de reapuntalamiento se lleva acabo para evitar vibraciones en las partes más altas. Instalando barras diagonales y otros soportes de reapuntalamiento, evitamos movimientos en horizontal de la estructura, que si bien en los niveles más bajos pueden ser imperceptibles, en zonas altas pueden suponer un riesgo.

En cuanto al segundo caso, el reapuntalamiento se lleva a cabo para reforzar la instalación de la base. Si el andamio se sustenta sobre un terreno poco firme es obligatorio asegurar la instalación mediante barras de reapuntalamiento.

Qué debemos tener en cuenta cuando instalamos barras de reapuntalamiento

Hay 4 aspectos clave a la hora de decidir acerca de una instalación de reapuntalamiento, son los siguientes:

  • El peso de la estructura es importante. Si el andamio es muy pesado, es recomendable reapuntalarlo para distribuir el peso en diferentes cargas, delo contrario, la base puede sufrir un colapso por sobrepeso.
  • Los movimientos del suelo, así como las actividades que se realizasen alrededor del terreno en el que se asienta el andamio. En ocasiones el terreno es sólido, pero distintas actuaciones en zonas anexas, por ejemplo excavaciones, pueden provocar movimientos que comprometan la estabilidad del andamio.
  • También debemos prever los obstáculos que pueda haber en las zonas cercanas al andamio.
  • Como decíamos, el estado del terreno también es un condicionante a la hora de definir el plan de reapuntalamiento.

Estos cuatro aspectos son los que debemos tener en cuenta a la hora de decidir acerca de la instalación de un andamio.

En Termiser trabajamos con nuestro propio equipo instalador. No solo planificamos la instalación primaria, además realizamos replanteos si es necesario, atendiendo a las características del suelo.

Tenemos una amplia experiencia en el montaje y desmontaje de andamios, por eso te aseguramos el mejor servicio, para que puedas trabajar en estructuras seguras y adaptadas al lugar en el que vas a trabajar.