La importancia de rehabilitar edificios y fachadas

Rehabilitar edificios es una tarea compleja, que requiere de unos conocimientos técnicos específicos. El resultado suele ser excelente, pero es necesario tener en cuenta una serie de recomendaciones a la hora de planificar y ejecutar una obra de rehabilitación de edificios y fachadas.

Lo primero de todo, la seguridad

Cuando planificamos una obra de rehabilitación es importante tener en cuenta la seguridad. Hay edificios que presentan una estructura dañada, en otros casos puede ser el tejado o los suelos los que tengan parte de su superficie en mal estado, en cualquiera de estos casos es importante evaluar el estado general del edificio, con el fin de evitar accidente durante los trabajos de rehabilitación.
En el caso de las fachadas, es imprescindible disponer de un plan de trabajo en altura que incluya desde la planificación de los andamios hasta la preparación del personal de trabajo.

Analizar la estructura

La estructura de un edificio puede mantenerse intacta durante décadas, o al contrario, puede haber sufrido daños difícilmente reparables.
Lo primero que se hace cuando se plantea una evaluación de un edificio es analizar la estructura, además, es importante para determinar el precio final de los trabajos de rehabilitación.

Proyecto y permisos

Las rehabilitaciones son mucho más complejas que las reformas, por eso necesitan de un proyecto previo firmado y autorizado por un arquitecto, así como permisos, habitualmente expedidos por la autoridad local, es decir, por el ayuntamiento.

Los edificios históricos

En los edificios contemporáneos, habitualmente se puede realizar una rehabilitación a medida, sin embargo, si el edificio es histórico y está protegido habrá que tener en cuenta algunas consideraciones.
Lo habitual es que se deba proteger la fachada, pudiendo vaciar el resto de la construcción, aunque hay muchos casos en los que también deben respetarse elementos interiores por ser especialmente significativos.

La rehabilitación de fachadas

Las fachadas son un caso especial. Normalmente se realizan trabajos sencillos de reforma, relacionados por ejemplo con la pintura, sin embargo, en ocasiones es preciso llevar a cabo un completo trabajo de rehabilitación y reapuntalamiento.

Siempre que se realice un trabajo de rehabilitación o reforma en una fachada es necesario solicitar un permiso al ayuntamiento, debido a que se trata de un elemento estructural, además es imprescindible trabajar con seguridad en entornos peligrosos.
En Termiser somos expertos en estructuras especiales para trabajos en altura, si necesitas un andamio para un trabajo de este tipo y un equipo experto en montaje y desmontaje contacta con nosotros, te garantizamos la mejor solución en estructuras de este tipo.