Los andamios de fachada con paso de peatón

Los andamios de fachada con paso de peatón son una solución perfecta para trabajos en exterior. Este tipo de estructura permite trabajar con total seguridad, protegiendo tanto a las personas que trabajan en altura, como a los peatones que transitan bajo el andamio.

En Termiser te ofrecemos andamios adaptados, para que puedas disponer de la estructura que necesitas, en un entorno seguro.

Qué son los andamios de fachada con paso de peatón

Los andamios de fachada con paso de peatón son estructuras auxiliares para trabajos en altura, con una base habilitada para facilitar el tránsito. En los casos en los que vayamos a trabajar sobre una fachada, ocupando el espacio de la acera, estos andamios permiten que los peatones puedan seguir caminando bajo la estructura sin ningún peligro. 

Instalación y medidas de seguridad

Cuando instalamos un andamio, independientemente del tipo que sea, debemos extremar las precauciones, sin embargo, cuando se trata de un andamio con paso para peatones, las medidas de seguridad deben reforzarse. 

La instalación debe adaptarse perfectamente a las medidas permitidas, en ningún caso, a no ser que esté autorizado, el andamio debe ocupar la calzada, no puede haber partes elevadas que se sitúen sobre la carretera, y por supuesto, todas las piezas del andamio deben estar convenientemente aseguradas, para evitar que puedan precipitarse.

La caída de objetos en andamios con pasos para peatón

Uno de los principales peligros en este tipo de estructuras es la caída de objetos. Para evitar que lleguen a la altura de los peatones, se suelen instalar redes de protección. Estas redes no evitan que el objeto se precipite, pero sí que llegue a impactar con una persona que, en ese momento, pudiese estar transitando por la parte baja del andamio. 

Permisos para la instalación de andamios en aceras

Para la instalación de andamios de fachada con paso de peatón es imprescindible un permiso. Estos andamios se ubican en vía pública, por tanto, debe ser la autoridad municipal, es decir, el ayuntamiento, el que permite, o no, la instalación del andamio. 

Para obtener el permiso, es preciso disponer de un plan de montaje, en el que de forma clara se muestren las características del andamio y el plan de montaje y desmontaje. 

Es recomendable que solicites este tipo de permiso con tiempo, debido a que el trámite puede tardar hasta varias semanas, dependiendo del organismo municipal. 

Si tienes alguna duda acerca de este tipo de estructuras, contacta con Termiser.