El uso del descensor autofrenante para trabajos verticales

El descensor autofrenante es un sistema de seguridad primordial en muchos de los trabajos que se realizan en vertical. Ya sea como complemento al uso de andamios o como elemento único, el descensor autofrenante permite trabajar de forma segura.

En este post analizamos las características y los usos más comunes del descensor autofrenante.

Qué es un descensor autofrenante

Un descensor autofrenante es un dispositivo de seguridad que permite que una cuerda que soporta un peso de deslice en vertical, evitando que el descenso se haga a una velocidad que ponga al peso en riesgo, gracias a un freno de seguridad.

Este sistema de descenso es un complemento perfecto para muchos trabajos en paredes, ya que su instalación es sencilla y aporta una seguridad total.

Quizá el mayor inconveniente de los descensores sea la imposibilidad de cargar con más objetos, a diferencia de los andamios, el descensor solo soporta a la persona que lo está utilizando, por lo tanto se utiliza para tareas que requieren el uso de herramientas ligeras.

Cómo funciona un descensor autofrenante

El método es muy sencillo. La cuerda se va deslizando en el interior del descensor al ritmo que necesita la persona que lo utiliza. Para conseguirlo solo es necesario destensar la cuerda con una mano, así vamos descendiendo poco a poco y sin peligro gracias a los anclajes del sistema.

La gran ventaja que presenta es el dispositivo anti-pánico, un freno que actúa con un método similar al de los cinturones de seguridad en los coches, si detecta una caída brusca se activa automáticamente y detiene la caída de inmediato.

La función anti-pánico en los descensores

La función anti-pánico evita que se produzcan descensos a gran velocidad en altura, un riesgo que, de producirse, tendrá consecuencias fatales.

El sistema actúa como un bloqueo que se activa al tirar fuerte de la cuerda, por lo tanto no solo previene caídas, además evita descensos bruscos mientras trabajamos en vertical.

Otra de las ventajas que ofrece este sistema es que el descensor se bloquea en caso de pérdida de conocimiento. Al ser automático detecta de inmediato el tirón que se produce en un estado de inconsciencia, frenando el recorrido de la cuerda.

En Termiser fabricamos y distribuimos andamios y plataformas elevadoras, y por lo tanto conocemos la necesidad de trabajar con el mejor material cuando realizamos trabajos en altura. Si necesitas una estructura auxiliar para tu trabajo visita nuestro catálogo y encuentra todo lo que necesitas.