Andamios pesados, para qué se utilizan habitualmente

Cuando hablamos de andamios, normalmente hacemos referencia a su ligereza. El peso de los nuevos materiales como el aluminio o la fibra de vidrio permite que la estructura sea mucho más ligera, y por lo tanto, el proceso de montaje es mucho más sencillo. Sin embargo, existen trabajos que requieren andamios pesados, en lugar de estructuras ligeras, estos andamios son los que analizamos en este post.

Material para fabricar andamios pesados

El material que habitualmente se utiliza para la fabricación de andamios pesados es el acero. El acero es un metal mucho más pesado que la fibra de vidrio o el aluminio, y por lo tanto genera estructuras de mayor peso. Lo que conseguimos con este material es obtener estructuras mucho más sólidas y más pesadas, resistentes a condiciones climáticas extremas y otros peligros.  

Para qué se utilizan los andamios pesados

Existen determinadas tareas para las que utilizamos andamios de acero y otros andamios pesados, las más habituales son las siguientes:

  • Trabajos con cargas: Los trabajos de albañilería suelen requerir una gran resistencia por parte del andamio, debido a que trabajamos a menudo con elevadas cargas y materiales muy pesados, son los andamios de acero los que mejor resisten este tipo de trabajos, sin poner en peligro la estabilidad del andamio.
  • Soporte publicitario: Los andamios de acero también se utilizan como soporte de cartelería publicitaria de gran formato. Las lonas publicitarias son hoy en día muy comunes, especialmente en espacios públicos con gran afluencia de público, en estos casos se utiliza un andamio de acero que resista el peso del cartel y además los movimientos que el viento y otros elementos puedan generar en la lona. 
  • Rehabilitación y hormigón: Los trabajos que requieren tareas de rehabilitación, por ejemplo la rehabilitación de fachadas, o los trabajos en altura con cargas de hormigón, también se llevan a cabo con andamios pesados de acero. Este tipo de material es muy pesado, y por lo tanto necesita de una estructura especial. 

Andamios resistentes de aluminio

El aluminio es un material muy resistente, de hecho es un material preparado para soportar elevadas cargas, por tanto, muchos de los trabajos que se llevan a cabo en altura se ejecutan desde andamios de aluminio, sin embargo, para tareas especiales, es recomendable utilizar andamios de aluminio capaces de mantener su propia integridad en cualquier situación. En Termiser te ofrecemos todo tipo de andamios en aluminio, fibra de vidrio y acero, para que trabajes con la estructura más apropiada.