El nivelador de andamio, cómo funcionan estas piezas

El nivelador de andamio es una pieza básica en el montaje y uso de andamios. Estas piezas no solo asientan la estructura completa, además permiten calibrar la altura a la perfección, permitiendo trabajar a la altura exacta con absoluta comodidad. 

Esta semana analizamos el uso y la instalación de un nivelador de andamios en estructuras auxiliares.

Qué es un nivelador de andamio

Los niveladores de andamio son piezas que se ubican en la base, para sustentar la estructura y calibrar la altura del andamio.

Los niveladores soportan todo el peso del andamiaje y son fundamentales para su estabilidad, por eso debemos trabajar con piezas homologadas, que sean capaces de soportar pesos muy elevados sin sufrir ningún tipo de rotura o desperfecto.

En cuanto a la variación de la altura del andamio, el nivelador dispone de un sistema, capaz de aumentar o disminuir la elevación del andamio.

Instalación del nivelador de andamio

La instalación de los niveladores se realiza en tres fases:

  • Primero preparamos la base para asentar el nivelador de andamio. Si el suelo no tiene la suficiente consistencia, podemos apoyar el nivelador sobre una base plana.
  • Una vez ubicados los niveladores, se unen al inicializador, una barra que une los niveladores, situada a unos 60-70 cm. sobre el nivel del suelo. 
  • Una vez hemos montado las dos primeras fases, procedemos a colocar las verticales, una serie de barras que se encajan en los propios niveladores.

Una vez finalizado este tercer paso, el montaje de la estructura sigue, pero la base ya estará asentada. El resultado son una serie de niveladores unidos entre ellos por barras horizontales (inicializadores) y al resto del andamio mediante verticales. 

La importancia de regular el andamio

Un nivelador de andamio no solo sirve para sustentar la estructura, además es útil para regular la altura del andamio completo.  

Habitualmente, el terreno sobre el que se asienta un andamio presenta desniveles, por lo tanto, cada nivelador está ubicado a una altura diferente, esta diferencia suele ser de apenas unos centímetros, pero es suficiente para descompensar el andamio por completo.

Los niveladores tienen un sistema de tornillo que regula su altura, disponer de este ajuste facilita la estabilización del andamio, pudiendo ubicar todos los niveles a la misma altura.

El recorrido del nivelador no solo evita que las pasarelas estén descompensadas, además permite que los diferentes espacios en los que trabajamos, se adecúen perfectamente a la altura en la que vamos a intervenir. 

Si necesitas andamios homologados y de calidad, en Termiser te ofrecemos piezas y recambios de calidad.