Qué son las zonas ATEX y qué andamios debemos utilizar

Las zonas ATEX son espacios de especial riesgo, en las que es necesario utilizar material especial para reducir el peligro. En relación al andamiaje, se recomienda trabajar con fibra de vidrio con el fin de evitar situaciones de riesgo, analizamos las claves en este post. 

Qué son las zonas ATEX

Las zonas ATEX son aquellas que tienen presencia de gases o vapores inflamables. Este tipo de atmósfera es considerada explosiva, por eso hay que extremar la precaución cuando trabajamos en estos entornos.

Normalmente asociamos las zonas ATEX a espacios con contenido químico, es cierto que estos lugares tienen un riesgo muy elevado, pero también hay otros espacios libres de químicos que son considerados zonas ATEX, como por ejemplo silos de cereal y fábricas de fertilizantes.  

El riesgo principal de estas zonas es que son altamente explosivas, cualquier chispa puede desencadenar una reacción extremadamente peligrosa, poniendo en alto riesgo a todas las personas que se encuentran en el entorno.

Las zonas ATEX, a su vez, están divididas en tres zonas diferentes:

  • Zona 0: Presencia de elementos peligrosos durante largos períodos de tiempo.
  • Zona 1: Espacios en los que pueden formarse elementos peligrosos debido a la actividad habitual.
  • Zona 3: Presencia esporádica de elementos peligrosos, o durante cortos espacios de tiempo.  

Andamios de fibra de vidrio para zonas ATEX

Los andamios de fibra de vidrio están especialmente indicados para zonas ATEX, este material es muy seguro debido a que no provoca chispazos por golpes de elementos metálicos, razón suficiente com para desencadenar una reacción explosiva en entornos de peligro.

A diferencia de los andamios de aluminio o acero, materiales ambos metálicos, la fibra de vidrio evita que los golpes accidentales generen chispas inflamables, la normativa exige el uso de andamios seguros en zonas ATEX, en este caso, estructuras de fibra de vidrio que no generen chispas y que eviten por tanto situaciones de peligro por contacto de metales. 

Además de su propiedad anti-chispazos, la fibra de vidrio como material para andamios tiene otras ventajas, por ejemplo, se trata de un material no conductor, por eso se utiliza también en espacios eléctricos, además es muy resistente a la corrosión y es inoxidable. 

Todas estas características son las que hacen que la fibra de vidrio sea el material perfecto para generar andamios en espacios de peligro, en Termiser disponemos de una amplia selección de andamios de fibra de vidrio con diferentes alturas, para que puedas utilizar la estructura que necesitas, incluso en los entornos más peligrosos.