Revisión técnica de los estabilizadores para andamios

Los estabilizadores para andamios son una parte fundamental de la estructura. Estas piezas deben estar en buen estado, ya que son las que permiten que el andamio permanecer estable, evitando movimientos y vibraciones.

En este post analizábamos las funciones básicas de los estabilizadores para andamios y sus características básicas, en este caso vamos a analizar las cuestiones que tienen que ver con la seguridad durante la revisión de este tipo de piezas. 

Revisión de estabilizadores, tubo y sujeción

Es importante, antes de analizar la revisión de los estabilizadores para andamios, distinguir entre las dos partes que forman esta pieza.

Los estabilizadores están formados por dos piezas, el tubo y la sujeción. El tubo es una barra horizontal que une dos extremos de un andamio, mientras que la sujeción es una pieza utilizada para asegurar la posición del tubo sobre el resto de la estructura.

Cuando llevamos a cabo una inspección es importante evaluar ambas piezas, con el objetivo de determinar si los estabilizadores están en buen estado.

Revisión del tubo estabilizador

Cuando vamos a revisar el tubo o barra estabilizadora, debemos tener en cuenta las siguientes características:

  • Debe tener una desviación máxima de 5 milímetros por metro de longitud, si la desviación fuera mayor, el tubo estaría en mal estado.
  • No deben percibirse demasiadas abolladuras o arrugas en la superficie, las abolladuras de más de 30 centímetros imposibilitarán el uso de la barra estabilizadora. 
  • La pieza no puede presentar grietas abiertas, cortes, agujeros o un nivel elevado de corrosión, ya que esto debilita su estabilidad.

Estas normas permiten que el tubo estabilizador sea estable, al contrario, si cualquiera de estos problemas se presenta de forma visible en la barra estabilizadora, es obligatorio desechar su uso. 

Revisión de la pieza de sujeción

Los anillos de sujeción son tan importantes a la hora de asegurar la estabilidad del andamio como las barras. Entre los puntos a evaluar en las sujeciones, destacan los siguientes:

  • La sujeción no debe presentar roturas, ni provocadas por el uso ni provocadas durante el proceso de fabricación.
  • Es importante que no presente corrosión.
  • Los pivotes deben rotar fácilmente, sin presentar ningún movimiento que se lleve a cabo con dificultad. 

Estos son los puntos más importantes que debemos evaluar cuando revisamos el estado de los estabilizadores y las uniones. En Termiser encontrarás las mejores piezas para andamios, con la seguridad que necesitas para trabajar en altura en un entorno libre de peligros.