La solicitud de permiso de obra y la instalación de andamios

La solicitud de permiso de obra es una de las primeras decisiones que debemos tomar antes de afrontar una reforma. No es que el propietario decida si solicita o no la licencia, lo que debemos calibrar es el tipo de reforma que vamos a realizar para pedir un permiso de obra mayor, menor o no necesitar permisos legales debido a que la obra es sencilla.

En este post repasamos algunas características de los andamios que influyen en la solicitud de permiso de obra.

Solicitud de permiso de obra y características de andamios

La principal razón para solicitar un permiso de obra es que la reforma que vamos a realizar sea de obra mayor o menor. Las obras mayores incluyen nueva planta, ampliación de superficie o altura y rehabilitación integral, mientras que las menores son reformas sencillas incluidas las internas. Están exentas de permisos las referidas a la mayoría de instalaciones y saneamientos.

El uso de andamios influye en el tipo de permiso que debemos solicitar. Uno de los factores determinantes es el lugar en el que va a ser instalado el andamio. Si el andamio va a ser instalado en la vía pública, será obligatorio solicitar un permiso legal para poder hacerlo, ya que debemos garantizar unas condiciones de seguridad absolutas tanto a los viandantes como a los vehículos que circulen cerca del andamio.

Dependiendo del tipo de trabajo las siguientes situaciones también podrán requerir de un permiso, aunque en la mayoría de casos no es necesario:

  • Zonas particulares
  • Zonas comunitarias privadas
  • Recintos interiores privados.

Un ejemplo clásico es el de la rehabilitación de fachadas. Por una parte se trata de una obra menor, ya que no amplía la superficie ni suele incluir cambios estructurales, sin embargo el andamio se instala en la vía pública, por lo que será recomendable solicitar un permiso especial.

La altura del andamio para la solicitud de permisos

En realidad la altura del andamio no suele ser un factor determinante para pedir un permiso. Podemos instalar un andamio de 10 metros en el interior de una nave, simplemente para reparar unos estantes industriales, por ejemplo, y no sería necesario pedir permisos, sin embargo un andamio de dos metros instalado en la calle para ampliar la superficie de una terraza sí que necesitaría de licencia.

En cualquier caso, desde Termiser te recomendamos que optes por contactar con una empresa profesional, con experiencia y capaz de asesorarte en temas legales relacionados con obras y reformas.

Deja un comentario