Tipos de andamios colgantes y su uso en construcción

Existen varios tipos de andamios colgantes. Estas estructuras permiten trabajar a varias alturas de una manera diferente respecto a los andamios tradicionales. Suelen instalarse en fachadas o en lugares de difícil acceso. Hoy repasamos los tipos de andamios colgantes más comunes y sus características.

Qué son los andamios colgantes

Normalmente los andamios colgantes se componen de plataformas suspendidas con cables de seguridad, en lugar de estar asentados sobre el terreno. Estos cables permiten que el andamio completo se mueva en vertical, tanto en movimientos ascendentes como descendentes.

Como veremos a continuación, también existen otros andamios colgantes que no dependen de cables para su instalación, por tanto podemos decir que los andamios colgantes son todos aquellos que no se instalan sobre el terreno, sino que tienen su punto de apoyo en una superficie superior a la propia estructura.

Tipos de andamios colgantes para construcción y reforma

  • Andamios con cable: Como decíamos, se trata de plataformas ancladas en un nivel superior que permiten trabajar a diferentes alturas. La instalación de estas plataformas es muy compleja, hay que tener en cuenta tanto el peso que soporta la estructura como el estado de la superficie sobre la que se asienta, por eso solo debes confiar en profesionales para su montaje.
  • Andamios colgantes fijos: Estos andamios también se anclan en la parte superior de la zona de trabajo, aunque no son móviles. Pensemos por ejemplo en un trabajo de rehabilitación que se desarrolla en un puente, es imposible asentar un andamio bajo un río, tanto por la presión que ejerce la corriente como por las características del suelo, en estos casos se puede instalar un andamio colgante que se apoye directamente sobre la parte superior del propio puente.
  • Plataforma colgante: Además de andamios, también es posible instalar plataformas colgantes para trabajos en vertical asentadas sobre la parte superior de la plataforma.

Como ves, los diferentes tipos de andamios colgantes y plataformas ofrecen distintas posibilidades.

Aspectos a tener en cuenta al trabajar con andamios colgantes

Trabajar en altura siempre implica un riesgo, los andamios colgantes implican una serie de precauciones que debemos conocer:

  • La instalación es fundamental, no solo tenemos que evitar desplomes, también debemos anular cualquier desplazamiento accidental.
  • Es necesario comprobar los puntos de anclaje y el estado del terreno.
  • En el caso de los andamios colgantes móviles los operarios deberán conocer su uso y normativa.
  • Evita el montaje con partes o piezas no normalizadas.
  • No puede haber elementos salientes que puedan producir situaciones de peligro.
  • Es imprescindible el uso de arneses, cascos y otros elementos de seguridad.