El alquiler de andamios certificados como garantía de seguridad

El alquiler de andamios certificados es un servicio que garantiza tanto la fabricación como la instalación de una estructura.

Trabajar en altura siempre entraña riesgos, un andamio certificado asegura la estabilidad y además, incluye todos los sistemas de seguridad necesarios para reducir el riesgo. Esta semana analizamos las ventajas de alquilar andamios certificados para su uso en construcción.

La seguridad del alquiler de andamios certificados

El alquiler de andamios permite disponer de estructuras adaptadas, sin necesidad de realizar una fuerte inversión inicial.

En Termiser no solo alquilamos andamios modulares, además te ofrecemos el mejor equipo de montaje, para que solo tengas que preocuparte por hacer tu trabajo.

Si vas a alquilar andamios para trabajos puntuales, ten en cuenta que este tipo de estructura debe estar certificada para mayor seguridad.

La certificación de andamios

Los certificados evitan que un cliente deba revisar cada andamio. La certificación es una muestra de que cada pieza ha sido revisada y cumple con la legalidad vigente, teniendo en cuenta las condiciones de seguridad necesarias.

El trabajo de certificación se lleva a cabo por personas expertas en la fabricación y mantenimiento de andamios. Lo que se busca es asegurar que el proceso de fabricación ha sido correcto, evitando puntos débiles y piezas defectuosas.

La evaluación debe ser rigurosa. Para empezar, la persona que evalúa el andamio debe estar cualificada y conocer todas las normas relativas al Real Decreto 2177/2004 de 12 de noviembre, que establece las condiciones de trabajos temporales en altura.

La persona encargada de certificar un andamio debe revisar su estabilidad, su sistema de ensamblaje, cargas máximas, altura, etc. Todos estos factores inciden de forma directa en el entrono de seguridad de las personas que trabajan en andamios.

Cuando alquilamos un andamio certificado estamos invirtiendo en seguridad. El dueño de la estructura debe aportar la documentación requerida para demostrar que el andamio ha sido convenientemente evaluado, y por lo tanto certificado. Una vez dispongamos de los documentos oficiales de certificación, podremos estar seguros de que el proceso se ha llevado a cabo de una manera conveniente.

Los peligros de trabajar con estructuras no certificadas

Hoy en día se sigue trabajando con andamios sin certificación. Es cierto que muchos de los riesgos que se corren trabajando en altura se eliminan en el propio lugar de trabajo, pero debemos comenzar desde el momento mismo de la fabricación, un andamio no certificado puede correr riesgos como los provocados por la rotura de piezas, colapso, vibraciones, etc.

Si estás buscando un servicio de alquiler de andamios certificados contacta con Termiser, ponemos a tu servicio el mejor catálogo de andamios para crear espacios de trabajo seguros.