Amarres en andamios para asentar la estructura desde la base

Los amarres en andamios se llevan a cabo teniendo en cuenta las características del andamio, del terreno y del trabajo a realizar. Estos tres factores influyen a la hora de decidir cuáles serán los amarres y su posición.

En este post analizamos la importancia de los amarres en andamio y su uso habitual para asegurar la estructura.

Qué son y para qué sirven los amarres en andamios

Los amarres son puntos de fijación que se colocan en un andamio para asegurar su estructura. Estos amarres tienen dos funciones principales, por una parte, evitan que el andamio colapse en caso de que se produzca un fallo de montaje, además, evitan vibraciones y movimientos en la estructura, especialmente en la zona superior.

Amarres andamio-estructura

Habitualmente los andamios se fijan al terreno y se refuerzan con barras que actúan como soporte, sin embargo, en ocasiones se instalan amarres que parten del andamio para fijarse a la estructura del edificio.

En estructuras con alturas elevadas, estos amarres sirven para evitar vibraciones. Si la fachada está en buen estado, podemos instalar barras horizontales que fijen el andamio al propio edificio. Este tipo de amarre es especialmente útil en las partes altas, en este caso no se trata de un elemento estructural, sino que el objetivo es evitar que el andamio vibre o se produzcan movimientos, normalmente provocados por fuertes rachas de viento.

Estos anclajes no son obligatorios en un plan de montaje, pero en ciertas ocasiones son muy útiles para facilitar el trabajo.

Vibraciones en la parte superior de un andamio

La parte superior de un andamio es, sin duda, la zona más peligrosa. Evidentemente, el principal peligro es una caída al vacío, para evitarlo debemos disponer de líneas de vida que frenen una caída en caso de producirse.

Una de las causas más comunes de accidente son las vibraciones en la estructura. Estos movimientos se perciben con más intensidad en la zona alta de la estructura, debido a que la parte baja queda totalmente fijada al suelo. Cuanto más ascendamos a lo largo del andamio, más se perciben las vibraciones.

Además de los amarres, existen otras soluciones para que las vibraciones apenas se perciban, en este sentido, las barras diagonales también permiten estabilizar la estructura. Las diagonales permiten que la estructura completa se estabilice, ya que reparten la fuerza a lo largo de todos los niveles.

Si necesitas un equipo de montaje experto contacta con Termiser, disponemos de los principales sistemas de seguridad para andamios y personal experto en montaje y desmontaje de estructuras.