Calzado de seguridad industrial para trabajos en altura seguros

El calzado de seguridad industrial es un elemento fundamental en el equipo de protección individual. Un calzado de seguridad industrial debe ser antiresbalante, pero además debe cumplir otras funciones.

En este post repasamos las características del calzado de protección específico para andamios y trabajos en altura.

De qué se compone el equipo de protección individual

Los equipos de protección individual se componen de elementos de seguridad que toda persona cercana a la zona de trabajo debe llevar. Habitualmente se requieren botas especiales, guantes de seguridad, cinturones, fajas de protección y ropa de trabajo adecuada.

Cuando se trata de trabajos en altura este equipamiento es esencial. Es necesario evitar caídas, resbalones, golpes y todo tipo de peligros.

En el caso del calzado, los equipos de protección son muy completos y cumplen con 4 condiciones de seguridad que reparamos a continuación.

Calzado de seguridad industrial para trabajos en andamios

  • El calzado debe ser antideslizante. Este tipo de suelas es imprescindible en cualquier zona de una construcción, pero es todavía más necesario en trabajos en altura. De lo que se trata es de evitar resbalones, que pueden generar caídas muy peligrosas, que incluso pongan en riesgo la vida del trabajador.
  • Otra característica que debe cumplir una bota es que la puntera esté reforzada. Son muchas las razones que obligan a utilizar botas con punta reforzada, desde caídas de objetos hasta golpes en la parte delantera del pie. Si utilizamos punteras de seguridad las consecuencias físicas en caso de accidente no serán tan graves.
  • La suela aislante para contactos eléctricos también es muy importante. Trabajar con dispositivos eléctricos entraña ciertos riesgos si no lo hacemos con seguridad. Las suelas aislantes evitan consecuencias mucho más graves si sufrimos una descarga eléctrica accidentalmente. Si trabajas en espacios de riesgo eléctrico te recomendamos que optes además por andamios de fibra de vidrio, un material no conductor que minimiza los riesgos eléctricos.
  • Por último, la última condición que debe cumplir el calzado de seguridad industrial para andamios es que la suela debe ser “anticlavos”, es decir, que tenga la resistencia suficiente como para no ser atravesada si el trabajador pisa un clavo o cualquier otro objeto similar.

Estas son las cuatro condiciones indispensables que debe cumplir el calzado de seguridad para que nos proteja completamente. El calzado es fundamental en los equipos de seguridad individual, desde Termiser insistimos una vez más en la importancia de trabajar con un equipamiento completo adaptado a tareas en altura.