Cómo es el modelo de barandilla tubular para andamios

La barandilla tubular es uno de los sistemas de seguridad imprescindibles en un andamio. Tanto su fabricación como su montaje deben seguir unas normas específicas, con el fin de asegurar su posición y resistencia. En este post analizamos la función de la barandilla tubular y cómo debe ser su utilización para evitar caídas al vacío.

Qué es una barandilla tubular

Las barandillas tubulares son protecciones que se instalan en la cara exterior del andamio, así como en los extremos. Estas barandillas quedan completamente sujetas con sistemas de fijación especiales, que permiten que un cuerpo no se precipite al vacío, incluso a altas velocidades.

Otra de las características de una barandilla tubular es que debe ser capaz de absorber un golpe, trasladando esta fuerza al resto de la estructura.

En Termiser desarrollamos una tecnología propia para fabricar e instalar barandillas tubulares completamente adaptadas a nuestros propios andamios. Además, disponemos de varios equipos de instalación que aseguran que cada pieza está correctamente instalada y preparada para ejercer su función.

Cómo se utilizan las barandillas tubulares de un andamio

  • Las barandillas no son un apoyo, son un sistema de seguridad anticaídas. Una barandilla evita que una persona se precipite al vacío desde una altura considerable, por eso debemos evitar apoyarnos en ellas mientras trabajamos.
  • Nunca debemos utilizar las barandillas como punto de apoyo para acceder a niveles inferiores u superiores a través del andamio. Los andamios cuentan con pasarelas interiores que hacen de acceso entre diferentes niveles.
  • Las barandillas deben contar con barras tanto verticales como horizontales que eviten que una persona pueda pasar por debajo o entre sus diferentes partes.
  • Es preferible que las barras que las forman sean tubulares para un mejor agarre, evitando esquinas que puedan resultar perjudiciales en caso de golpes.
  • El material con el que se fabrican debe ser ligero, pero extremadamente resistente, como el aluminio o la fibra de vidrio.
  • Otro elemento fundamental son las diagonales. Las diagonales en un andamio tienen una función estructural, pero además pueden evitar caídas en altura, sin embargo, no sustituyen en ningún caso a las barandillas de seguridad.
  • Otro factor muy importante es su instalación. Existen diferentes sistemas capaces de fijar la barandilla a la estructura, en este sentido es fundamental que la persona encargada de la instalación conozca el sistema, y que además realice una serie de comprobaciones para asegurar cada pieza. Solo un equipo acreditado y con experiencia podrá garantizar la correcta colocación de estas barandillas.

En Termiser disponemos de un modelo de barandilla tubular de fabricación propia que te asegura una protección total ante caídas y accidentes en altura.