Cómo es un andamio para una instalación eléctrica

Un andamio para una instalación eléctrica suele ser un espacio elevado para la ubicación de focos y otras fuentes de luz, los andamios son un elemento adecuado para este tipo de instalación, debido a que ofrecen un espacio elevado, que podemos modificar de inmediato para cambiar la dirección de la luz, sin embargo, es necesario tener en cuenta algunas consideraciones para trabajar con seguridad, y no generar riesgos debido a la propia instalación eléctrica. 

Andamios para la ubicación de fuentes de luz

Son muchos los eventos que necesitan una iluminación especial, desde bodas hasta conciertos. En estos casos, lo que se busca es un espacio desde el que podamos ofrecer una fuente de luz directa, que no pueda ser interrumpida, por eso la solución es muchas veces,  ubicar focos en andamios, para que la propia altura permita que la luz llegue sin interferencias.

Los andamios son estructuras resistentes, capaces de resistir con solidez el peso de varios focos, incluso si estos son de gran formato, sin embargo, debemos tener en cuenta que una instalación de tipo eléctrico siempre conlleva riesgos, y por lo tanto debemos ser extremadamente cautos.

Instalación de circuitos eléctricos en altura

Un andamio para una instalación eléctrica debe estar preparado. Lo más importante es que la instalación sea realizada por una persona competente, que conozca las características de los circuitos eléctricos y los peligros que conlleva. 

El andamio debe disponer de barandillas de seguridad, para evitar que tanto el material lumínico como las personas que los manipulan, puedan precipitarse, esta norma es válida tanto para el tiempo que dure la instalación, como para el tiempo que dure la instalación eléctrica.

Es necesario asegurarse de que no existen elementos que puedan poner en peligro el estado de la instalación, ni es en propio andamio ni en las proximidades. Elementos como la humedad, ciertas irregularidades en la base, árboles cercanos, etc., pueden provocar fallos en el circuito.

Por último, debemos asegurarnos de que el contacto de la instalación sobre el metal no supone un riesgo. Tanto el aluminio como el acero, dos materiales muy utilizados para la fabricación de andamios, son buenos conductores, y por lo tanto, en caso de producirse una descarga eléctrica, pueden generar un accidente con consecuencias extremadamente graves. 

Andamios para instalaciones en Termiser

En Termiser te ofrecemos todo tipo de soluciones para trabajos en altura. Nuestros andamios son capaces de resistir todo tipo de pesos y cargas, además disponemos de andamios de fibra de vidrio, un material antichispazos que reduce el riesgo de accidente por contacto.