Principales fallos que se cometen en el montaje de andamios tubulares

El montaje de andamios tubulares debe hacerse de acuerdo a un método que garantice una total seguridad en la estructura. A pesar del riesgo que se corre al trabajar en altura en andamios mal ensamblados, muchas veces seguimos cometiendo errores. Estos son los fallos más comunes en el montaje de andamios tubulares y las soluciones para evitarlos.

Los fallos más comunes en el montaje de andamios tubulares

  • Uno de los aspectos externos al andamio más importantes es la base. Debeos ser extremadamente cuidadosos al fijar la base de un andamio tubular, y sin embargo este es uno de los fallos más habituales. El suelo en el que se apoya el andamio debe ser firme y las calzas, en caso de ser necesaria, deben ser seguras.
  • Las escaleras interiores son el recurso más seguro, especialmente en andamios de gran altura, y sin embargo muchas veces se prescinde de ellos. Para andamios elevados, la mejor solución es ubicar escaleras interiores que permitan transitar sin ningún peligro.
  • Otro de los fallos más habituales es no contar con personal especialmente preparado para llevar a cabo este tipo de tareas. El montaje de un andamio debe realizarse por parte de técnicos especializados y certificados. En nuestra web encontrarás más información acerca de nuestros cursos oficiales para el montaje de andamios.
  • No utilizar piezas originales del propio andamio pone siempre en peligro a las personas que trabajan en la estructura. Utiliza exclusivamente andamios tubulares homologados y nunca incorpores a su estructura piezas ajenas.
  • Un fallo clásico en trabajos en altura es no contar con andamios pertinentes cuando se trabaja a menos de 2 metros. Son muchos los accidentes que se producen cada año en alturas inferiores a los dos metros, algunos de ellos muy graves. Si vas a trabajar en alturas cortas dispón siempre de andamios homologados.
  • Los accidentes no solo se producen durante el montaje y uso del andamio, a veces el riesgo llega al desmontar la estructura. Al igual que el montaje, el desmontaje también deben hacerlo personas preparadas, además se necesita tiempo para desmontar un andamio con precaución, así que debemos llevar a cabo esta tarea sin prisa.

Los fallos en el montaje y desmontaje de andamios ponen en riego a las personas que trabajan en este tipo de estructura, es responsabilidad de todos hacer un uso adecuado, reduciendo en lo posible las situaciones de peligro.

Si estás interesado en realizar un curso oficial de montaje de andamios contacta con Termiser.