La restauración de fachadas de casas para recuperar su aspecto

La restauración de fachadas es un trabajo que permite recuperar el aspecto original de la parte frontal de una vivienda, o cambiar por completo su imagen. No importa el proyecto que tengas para tu vivienda, si estás buscando andamios para restauración de fachadas contacta con Termiser, te aseguramos las mejores estructuras para trabajos de este tipo.

Antes de comenzar el proyecto: los permisos

La mayoría de las intervenciones en la fachada necesitan de un permiso municipal. La estética exterior de los edificios está protegida, además, la fachada es considerada un elemento estructural, por lo que las autoridades municipales, los ayuntamientos, exigen un permiso municipal después de evaluar el proyecto, para permitir cualquier variación en una fachada.

Si vas a ocupar parte de la vía pública con los andamios, algo que sucede en la mayoría de los casos, también es necesario que cuentes con un permiso aparte.

El plan de trabajo para rehabilitación

Una vez que el ayuntamiento ha revisado el proyecto y ha concedido las licencias necesarias, es momento de llevar a cabo la rehabilitación de la fachada.

El primer paso suele consistir en una limpieza profunda de la superficie completa. Las fachadas están expuestas continuamente, con el paso de los años van acumulando suciedad que debemos retirar para facilitar el trabajo posterior.

También es muy común analizar el estado general de la fachada. Aprovechando que se va a trabajar en esta vivienda, normalmente hacemos un análisis de su estado general.

Una vez queda limpia, se comienza a trabajar en la fachada. Para trabajos de pintura, los más habituales, habitualmente se trabaja con mortero. monocapa coloreado. El mortero se crea a partir de una mezcla de cemento, arena y agua, al que se le añade un colorante, dependiendo del tono que queramos obtener. Esta es la forma más habitual y sencilla de pintar una fachada.

Si hubiera que realizar algún trabajo de rehabilitación extra, sería necesario personal experto en albañilería. Normalmente estos trabajos se hacen para rematar alguna zona de la fachada o recuperar otras partes dañadas.

En caso de ser una rehabilitación con carácter energético, será necesario instalar el aislamiento requerido, las cámaras interiores y en general, todos los componentes energéticos necesarios para conseguir que el edificio sea más eficiente a partir de la propia fachada.

Estas son algunas de las tareas tradicionales asociadas a la restauración de fachadas, si necesitas una estructura segura y un equipo especializado en montajes, contacta con nosotros, tenemos la solución.