Los andamios pesados para trabajos con cargas elevadas

Los andamios pesados son aquellos que solemos utilizar para trabajar con grandes cargas. Estos andamios están marcados con clases especiales, que indican que son aptos para este tipo de trabajos, están reforzados y son capaces de aguantar grandes pesos sin que la estructura sufra riesgo de colapso. 

Esta semana analizamos los andamios pesados, sus características y los trabajos para los que se suelen utilizar. 

Qué son los andamios pesados

Los andamios pesados son aquellos destinados a la carga de material. Hay trabajos que solo requieren la carga que representan las personas que están trabajando, o bien pesos de materiales ligeros, sin embargo, en ocasiones el andamio debe soportar cargas muy elevadas, debiendo incorporar pasarelas más anchas y refuerzos a lo largo de su estructura.

Todos los andamios están clasificados en clases, los pesados se incorporan a las clases 4, 5 y 6. 

Trabajar con andamios pesados en albañilería y construcción

La clase más habitual en trabajos de albañilería y construcción es la clase 4. Los andamios clase 4 disponen de la estructura necesaria como para soportar grandes cargas, aunque siempre debemos consultar las especificaciones técnicas que incluye cada estructura, conociendo los pesos máximos permitidos. 

Los andamios clase 5 y 6 suelen reservarse para trabajos especiales, con materiales extremadamente pesados, por ejemplo, trabajos en piedra en altura, que requieren trabajar con pesos muy superiores a los habituales.  

Andamios pesados de acero para grandes cargas

El material que solemos utilizar para los andamios pesados es el acero. Este material es extremadamente resistente, y además es capaz de soportar cargas muy elevadas.

Muchos de los andamios clase 4, 5 y 6 están fabricados en este material, más pesado que el aluminio o la fibra de vidrio, pero capaz de soportar pesos muy elevados. 

El montaje de los andamios de acero de Termiser es muy sencillo, en nuestro catálogo disponemos de andamios modulares muy fáciles de ensamblar, capaces de soportar grandes cantidades de peso. 

Peso máximo y seguridad

Los andamios pesados no resisten todo tipo de pesos, se trata de estructuras que, a pesar de ser capaces de soportar grandes cargas, tienen una capacidad máxima. 

Es responsabilidad del fabricante determinar cuál es el peso máximo de cada estructura, y es responsabilidad de las personas que utilizan el andamio conocer este dato y no rebasar, en ninguna situación, este peso máximo.

Si sobrepasamos la carga máxima de un andamio, la estructura completa puede llegar a colapsar, poniendo en grave riesgo a todas las persona que se encuentran en el andamio o en sus inmediaciones.