Los beneficios de los andamios de aluminio homologados

Existen diferentes tipos de andamios, sin embargo todos ellos deben compartir una característica común, deben estar homologados. Los andamios de aluminio homologados son una garantía de seguridad, en esta ocasión repasamos los peligros de trabajar con andamios no evaluados, y la manera de minimizar todos estos riesgos.

Andamios de aluminio homologados: peligros existentes

  • Una caída debe ser el principal riesgo que debe minimizarse. Es cierto que la falta de limpieza y otros factores externos al propio andamio influyen, sin embargo es importante que la estructura incorpore medidas de seguridad homologables como bases antideslizantes, montaje adecuado realizado por un equipo experto y colocación de barandillas de seguridad. Los andamios de aluminio homologados incluyen diferentes dispositivos con los que se evitan caídas o, en caso de producirse, evitan que las consecuencias sean graves.
  • Los sistemas de acceso deben permanecer debidamente instalados, especialmente escaleras y lugares de paso. Además de evitar el riesgo de caídas, la propia instalación debe impedir cortes, golpes, etc., y por supuesto un acceso lo más cómodo posible para todas aquellas personas que recorren la estructura.
  • En cuanto a la homologación, no solo evalúa el material del propio andamio, sino que también considera su colocación. Evitar el colapso de un andamio también es trabajo de los instaladores. En Termiser contamos con un equipo experto en instalación de andamios y medidas de seguridad, de esta manera evitamos que el andamio colapse y provoque accidentes evitables, si realizamos un trabajo profesional.
  • Otro de los riesgos que se pueden evitar con los andamios de aluminio homologados son los accidentes por contacto eléctrico. Ya sea por contacto directo o indirecto, se debe evitar que el andamio quede demasiado cerca de tendidos eléctricos o que se coloquen aparatos eléctricos cerca de la estructura sin la debida atención.
  • La caída de objetos es otro de los accidentes más habituales cuando trabajamos con andamios. En los últimos años se ha avanzado mucho en este sentido, de hecho para que un andamio esté totalmente homologado se deben seguir varias normas de seguridad en este sentido. Las mallas de protección y otros elementos de sujeción evitan caídas, que puedan dañar tanto a personal de la obra como a particulares que puedan encontrarse cerca de la zona de trabajo.

Estos son algunos de los peligros a los que nos exponemos cuando trabajamos sin utilizar andamios de aluminio homologados. En Termiser ponemos a tu disposición estructuras homologadas, así como un completo servicio de instalación capaz de minimizar los riesgos al máximo.

Deja un comentario