4 materiales más duros que el acero

¿Habías creído que el acero era el material más duro del mundo? Pues tendrás que cambiar de opinión tras leer esto, porque te presentamos 4 materiales más duros que el acero. Incluso el acero no tiene siempre la misma dureza, pues existen múltiples aleaciones que van desde el acero dulce (con un contenido de carbono menor al 0,2%) a otros excepcionalmente fuertes.

Materiales más duros que el acero

Metales amorfos

Los metales amorfos, también llamados vidrios metálicos, consisten en metal con una estructura atómica desordenada. Pueden ser dos veces más fuerte que el acero. Debido a su estructura desordenada, pueden dispersar la energía de impacto más eficazmente que un cristal de metal, que tiene puntos de debilidad. Los metales amorfos se producen por el enfriamiento rápido de metal fundido antes de que tenga la oportunidad de alinearse en un patrón de cristal. Podemos estar hablando de la próxima generación de armaduras militares.

Alúmina transparente

Alúmina transparente es tres veces más fuerte que el acero, y además es transparente. Por tanto, su demanda de uso es enorme. Con este material podrían construirse rascacielos completamente transparentes (imagínate las vistas). Se puede emplear, por ejemplo, en algunos tipos de puentes. Las vistas serían increibles.

Grafeno

Imagina un material que tiene solo un átomo de grosor, es 10 veces más fuerte que el acero, más duro que el diamante, además de un fantástico conductor del calor y la electricidad. Pues deja de imaginar porque ya existe y se llama grafeno. En pocas palabras, el grafeno es una nueva forma estructural (o ‘alótropo’) del carbono,  uno de los elementos más versátiles en el universo. El grafeno es una sola capa, plana de átomos de carbono envasados herméticamente en una disposición de panal de dos dimensiones. Es esta estructura la que le da su increíble resistencia mecánica y flexibilidad.

Nanotubos de carbono

Los nanotubos de carbono son largas cadenas de carbono unidos por fuertes enlaces y tienen numerosas propiedades físicas notables, incluido el transporte balístico de electrones (lo que es ideal para la electrónica). Es tanta su resistencia a la tracción que son la única sustancia que podría ser utilizada para construir un ascensor espacial. La fuerza específica de los nanotubos de carbono es 300 veces más fuerte que el acero, por lo que se pueden construir torres de cientos de kilómetros de altura con él.

Estos materiales tienen unsos espciales y no se utilizan por ejemplo en andamios, donde se prefieren materiales más ligeros, como los andamios de aluminio.  ¿Conoces otros materiales más duros que el acero? Esperamos tus comentarios.

Deja un comentario