Los peligros habituales en el uso de andamios en obra

El uso de andamios en obras de nueva construcción es muy común, sin embargo, a pesar de que son estructuras cotidianas, todavía muchas personas no utilizan las medidas de seguridad requeridas para evitar accidentes. En este post repasamos los principales peligros que encontramos al hacer uso de andamios, así como las medidas de seguridad pertinentes para minimizar el riesgo.

Factores de riesgo en el uso de andamios en obra

  • Caídas en altura: Es sin duda el principal riesgo que tenemos cuando trabajamos con andamios. Las caídas a distinto nivel pueden producirse por factores como un mal montaje del andamio, por eso es importante contactar con empresas fiables, no contar con los anclajes pertinentes, uso del andamio en condiciones meteorológicas desfavorables, ancho insuficiente de las pasarelas, etc. Cuestiones como las barandillas de seguridad, arneses y sobretodo un montaje correcto, nos permitirán trabajar con seguridad, y en caso de caída estaremos seguros y evitaremos caer al vacío.
  • Movimiento del andamio o vuelco: Los apoyos en el suelo son fundamentales a la hora de montar un andamio. En ocasiones el andamio debe colocarse en un terreno no muy estable, por eso debemos aplicar bases sólidas que refuercen el andamiaje. En ocasiones el andamio puede moverse o colapsar por un problema de sobrecarga. En este sentido, lo importante es que las personas que lo utilizan hagan un buen uso de la estructura. En un caso extremo, el andamio puede llegar a colapsar y volcar, con un montaje profesional evitamos estos riesgos.
  • La caída de materiales es también uno de los peligros del uso de andamios. Las redes protectoras no impiden la caída de objetos, pero evitan que cualquier tipo de herramienta llegue al suelo.
  • Los accesos deben estar asegurados. Un acceso estrecho puede provocar golpes, cortes y otros accidentes. El acceso, así como la circulación a través del andamio debe realizarse de forma sencilla y segura. La seguridad al trabajar con andamios debe empezar desde el momento preciso en el que se accede a la estructura.
  • Por último, debemos tener en cuenta los riesgos por contacto eléctrico. En este sentido, debemos dejar que sean los profesionales adecuados los que manejen sistemas eléctricos sobre un andamio.

Estos son los principales peligros cuando se hace uso de andamios en obra. Conocer los riesgos permite establecer sistemas de seguridad y evitar accidentes antes de que ocurran.

En Termiser somos profesionales en el montaje y fabricación de andamios, contamos con diferentes estructuras que adaptamos a tu situación con la mayor seguridad.

Deja un comentario