Peligros en el uso, montaje y desmontaje de andamios

En Termiser siempre insistimos en la importancia de contar con andamios seguros para trabajar, en esta ocasión repasamos los principales peligros que encontramos cuando el montaje y desmontaje de andamios no se realizan correctamente, además de otros peligros asociados al uso incorrecto de los andamios.

Montaje y desmontaje de andamios, peligros en obra

Evidentemente, la primera causa de peligro la encontramos en no realizar un buen proceso de montaje y desmontaje de andamios, para evitarlo debemos siempre recurrir a una empresa profesional y fiable como Termiser, de lo contrario estaremos poniendo vidas en riesgo en las siguientes situaciones:

  • Es necesario repasar las plataformas. Esta parte del andamio es sobre la que trabajamos, por eso no pueden presentar ninguna irregularidad. Las plataformas deben estar en buen estado y no pueden provocar deslizamientos. Además deben ser capaces de soportar todo tipo de pesos.
  • El final del montaje debe completarse con medidas de seguridad que protejan a personas ajenas a la obra. La caída de una herramienta es muy común, por eso es recomendable instalar redes y paneles que permitan que cualquier desprendimiento no pueda llegar al suelo.
  • Los anclajes son fundamentales. Algunas empresas de montaje de andamios no asientan los anclajes con seguridad, es posible que el andamio no se caiga, pero puede zozobrar por la acción del viento y otras causas.
  • En cuanto al desmontaje, también se requiere profesionales especializados debido al riesgo que entraña desmontar una estructura de este tipo. No solo no debemos dañar la estructura del edificio anexo, sino que además debemos seguir un protocolo de actuación que proteja a las personas que trabajan en la retirada del andamio.
  • El andamio debe estar preparado para poder anclar elementos como líneas de vida y arneses a lo largo de todo su recorrido. Algunos modelos de andamio antiguos no presentan zonas de anclaje, en Termiser solo trabajamos con andamios certificados, que cumplen con todas las garantías legales para todo tipo de trabajos.
  • Los accesos deben quedar despejados. Los andamios incluyen diagonales con los que se aseguran las estructuras, sin embargo estos elementos no pueden suponer un peligro o dificultar el acceso.
  • La empresa de montaje debe calibrar los elementos extra de seguridad en función de las medidas del propio andamio. No todos los andamios incluyen los mismos requisitos técnicos, y sus medidas son un factor clave a la hora de establecer medidas de seguridad adicionales. Es la empresa la que decide el grado de seguridad de los andamios.

Estos son algunos peligros a los que nos enfrentamos en las fases de uso, montaje y desmontaje de andamios. Trabajar con una empresa como Termiser permite disponer de elementos seguros y un equipo profesional disponible en todo momento.

Deja un comentario