Publicidad en andamios, los andamios para lonas publicitarias

Un andamio puede tener muchos usos, de hecho algunos de ellos van mucho más allá del mundo de la construcción y las reformas. La publicidad en andamios ha dejado de ser algo puntual, para convertirse en algo muy habitual en nuestras ciudades, en este post repasamos las prestaciones de los andamios como soportes de lonas y la publicidad en andamios.

El andamio como soporte comercial, publicidad en andamios

Muchos andamios se construyen en zonas con un intenso tráfico de personas, especialmente en calles con mucha afluencia. Esta es la razón por la que algunos anunciantes pensaron que sería una idea excelente fijar carteles de pequeño tamaño a andamios, siempre y cuando no interrumpieran la actividad de los trabajadores.

Lo que empezó como una particular actividad publicitaria, poco a poco se convirtió en una oportunidad única para que las empresas ganaran visibilidad, el resultado es que hoy en día se montan andamios enteros para soportar lonas de grandes dimensiones

Los andamios para lonas publicitarias

Los andamios permiten anclar lonas de gran tamaño en espacios públicos. Las técnicas de impresión actuales permiten generar lonas de decenas de metros, algunas incluso con las dimensiones de edificios enteros de varias plantas.

Los andamios sirven, en este caso, para fijar la lona publicitaria, permitiendo que el mensaje llegue a un público masivo, para conseguirlo, es imprescindible que el andamio se ubique en una zona de mucha afluencia.

Antes de realizar el diseño, es imprescindible asegurarnos de que el edificio que servirá de pantalla puede albergar una instalación de estas características. Existen fachadas protegidas y zonas que, por diversas circunstancias, no pueden ser tapadas con lonas, por eso es importante consultar previamente con la autoridad competente.

La colocación de un andamio para una lona publicitaria

La publicidad en andamios debe cumplir tantas condiciones de seguridad como cualquier otro trabajo desarrollado en altura.

Lo principal es que el andamio no sufra vibraciones, incluso en condiciones con viento extremo, por eso es importante fijar correctamente el andamio.

Otra de las condiciones indispensables es la de fijar con firmeza la lona a la estructura. Habitualmente las lonas disponen de sistemas de fijación seguros, especialmente preparados para andamios y estructuras semejantes.

Una vez cumplimos con todos los compromisos de seguridad, es momento de solventar cuestiones como la tensión de la lona, la colocación final, los márgenes y cualquier otro aspecto que pueda influir en la estética final de la lona.

En Termiser somos expertos en andamios, si necesitas una estructura de este tipo contacta con nosotros y consúltanos tus dudas.