Plan de montaje y desmontaje de andamios

Montar un andamio es una tarea no exenta de dificultades, por eso en función de la complejidad del andamio puede ser obligatorio elaborar un plan de montaje y desmontaje de andamios. En este post te explicamos en qué consiste y cuándo se necesita elaborar este tipo de plan.

¿Qué es un plan de montaje y desmontaje de andamios?

Es un informe técnico que recoge e identifica los riesgos y medidas preventivas que deben adoptarse para llevar a cabo el montaje o desmontaje de un andamio. Se aconseja que dicho plan cuente al menos con los siguientes apartados:

  • Tipología del andamio a instalar.
  • Nota de cálculo.
  • Planos de ubicación en obra.
  • Planos de montaje.
  • Procedimientos de montaje y desmontaje.
  • Observaciones para el acarreo, acopio y uso al que se destina.
  • Condiciones de utilización y mantenimiento.
  • Posibles modificaciones y/o transformaciones.
  • Condiciones particulares (inspecciones, etc.)

El plan debe ser realizado por una persona con estudios universitarios relacionados con la ingeniería y o la construcción.

¿Cuándo se necesita un plan de montaje y desmontaje de andamios?

La obligatoriedad de disponer de un plan de montaje, utilización y desmontaje de andamios viene recogida en el capítulo 3 del Real Decreto 2177 de 2004. Esta norma establece que el plan es obligatorio para los siguientes tipos de andamios:

  • Andamios colgantes manuales
  • Andamios colgantes motorizados
  • Andamios tubulares de altura superior a 6m entre el nivel inferior de apoyo y la coronación.
  • Andamios tubulares de altura inferior a 6m que dispongan de elementos horizontales que salven vuelos y distancias superiores entre apoyos de más de 8m.
  • Andamios tubulares instalados en el exterior, sobre azoteas, cúpulas, tejados o estructuras superiores cuándo haya más de 24 metros de altura entre el nivel de calle, terreno o suelo y el nivel de apoyo de la base del andamio en dichas azoteas, cúpulas, tejados o estructuras superiores.
  • Plataformas elevadoras sobre mástil.
  • Torres o escaleras de acceso.
  • Torres de trabajo móviles en los que los trabajos se efectúen a más de 6m de altura desde el punto de operación hasta el suelo.

Existe una excepción. Si el andamio forma parte de los tipos anteriores pero cuenta con el marcado CE el plan de montaje puede sustituirse por las instrucciones del fabricante (salvo que la operación que vaya a realizarse con el andamio no esté recogida en dichas instrucciones).

¿Necesitas un andamio fácil de montar para una obra? En Termiser somos líderes en alquiler y venta de andamios. Contacta con nosotros