Principales tipos de cubiertas para casas y edificios

Existen diferentes tipos de cubiertas para casas y edificios. Cada posibilidad ofrece unas características diferentes, con ventajas dependiendo del tipo e construcción que deba proteger. En este post repasamos los diferentes tipos de cubiertas para casas que existen y cuáles son sus prestaciones respecto a otras.

Cubiertas planas

Son cubiertas que ni cuentan con pendiente, aunque todas ellas presentan un desnivel aproximado del 3% para desaguar. Normalmente son instaladas en regiones con climas poco húmedos, aunque hoy en día se suelen utilizar materiales que soportan altas cantidades de lluvia y nieve.

Para instalar correctamente una cubierta plana primero formamos la pendiente que ayude a desalojar el agua acumulada por las lluvias, a continuación se aplican los materiales aislantes, y por último se impermeabiliza, aunque hay cubiertas en las que el proceso de asilamiento e impermeabilización se realiza en distinto orden.

Este tipo de cubierta es lo que llamamos comúnmente azotea, se trata de tejados transitables, que hoy en día aguantan la instalación de piscinas, huertos, zonas verdes, etc. Gracias a los materiales que utilizamos en la actualidad, impedimos que la humedad pueda llegar a los pisos inferiores.

Cubiertas inclinadas y tipos de cubiertas para casas

Al contrario que las planas, las cubiertas inclinadas tienen una caída de al menos un 10%. Son tejados tradicionales, construidos de esta forma para evitar que el agua, la nieve y otros elementos se acumulen en su superficie.

Estos son algunos de los tipos de cubierta inclinada más comunes.

  • Cubierta a un agua: Solo dispone de una vertiente para evacuar el agua. Se suele utilizar en casas y construcciones de poca altura.
  • Cubierta a dos aguas: Dispone de dos vertientes que se unen por el caballete o zona superior. El tejado adquiere una forma triangular muy característica.
  • Cubierta a cuatro aguas: Se trata de tejados con cuatro vertientes, preparados para que cada uno de sus lados soporte un peso inferior en caso de acumulación. Cada lado se une a los dos contiguos por medio de limas.
  • Cubierta con faldones: Estos tejados no disponen de una división geométrica, sino que tienen distintas pendientes a lo largo de su recorrido, a modo de faldones. Permite utilizar cómodamente el piso superior sin que se produzca el efecto buhardilla.

Estos son los tipos de cubiertas para casas habituales, si necesitas plataformas y andamios para trabajos en altura, en Termiser te ofrecemos un amplio catálogo de soluciones para que puedas realizar trabajos e instalación y mantenimiento con total seguridad.

 

 

Deja un comentario