Qué es el cuerpo de andamio y cuáles son sus elementos auxiliares

Distinguir el cuerpo de andamio de sus elementos auxiliares nos va a permitir hacer un uso correcto de este tipo de estructuras.

A la hora de llevar a cabo el montaje es indispensable conocer todos los elementos que forman el cuerpo de andamio, una vez estabilizada esta estructura es momento de añadir el resto del equipamiento, que nos permitirá recorrer el andamio minimizando el peligro.

Qué es el cuerpo de andamio

El cuerpo del andamio es su estructura básica, es decir, los elementos que aportan estabilidad y sirven de soporte para los elementos auxiliares.

Para componer el cuerpo de andamio se utilizan los siguientes elementos:

  • Diagonales: Son barras que aportan estabilidad. Suelen ubicarse en el frente y en la parte trasera del andamio.
  • Marco: Son barras verticales que delimitan las dimensiones del andamio.
  • Placas, soportes y ruedas: Los elementos que forman la base de la estructura también se consideran parte del cuerpo de andamio, ya se trate de elementos fijos como las placas o móviles como las ruedas.

La combinación de estos elementos forma el cuerpo de andamio. Cuando llevamos a cabo un trabajo de instalación, esta parte es la primera que se lleva a cabo.

En Termiser trabajamos con andamios modulares, por eso nuestros montajes son más rápidos y generamos estructuras más seguras.

Elementos auxiliares de un andamio

En los elementos auxiliares que forman un andamio cabe cualquier parte que o esté recogida en el punto anterior.

Entre los elementos auxiliares imprescindibles se encuentran los siguientes:

  • Barandilla: No forma parte del cuerpo de andamio porque no está considerado un elemento estructural, sino de seguridad.
  • Plataforma: Aporta estabilidad y permite que una persona se mueva a lo largo del andamio en horizontal.
  • Rodapié: Se trata de un elemento de seguridad anexo a las plataformas.
  • Escaleras interiores: Hay quien considera las escaleras como parte de la estructura, pero en realidad este elemento no es crucial para la estabilidad del andamio, sino que sirve para facilitar movimientos entre niveles.
  • Estabilizadores: Los estabilizadores diagonales son barras que van desde el andamio a la superficie de apoyo. Sirven para evitar vibraciones.

En el montaje de un andamio es tan importante el trabajo estructural como los elementos auxiliares. La combinación de todas las partes que forman un andamio permite, por una parte trabajar con comodidad, y además, generar espacios seguros en los que los riesgos son mínimos si se siguen las condiciones básicas de seguridad.