Qué son los arriostramientos en estructuras metálicas

El concepto de arriostramiento es fundamental para trabajar con seguridad, los arriostramientos en estructuras metálicas permiten que, en el caso de los andamios, la estructura se estabilice, evitando movimientos y vibraciones, especialmente en los niveles más elevados.

En esta ocasión, analizamos las características de los arriostramientos en estructuras metálicas y cómo ayudan a estabilizar un andamio.

Arriostramientos y riostras, definición

Un arriostramiento es un refuerzo que se hace en un muro o,en este caso, en un armazón, con el fin de estabilizar su estructura. Los arriostramientos en el caso de los andamios se llevan a cabo con riostras, es decir, mediante piezas oblicuas, conocidas habitualmente como diagonales, que evitan que se deforme por el peso, y que además evita movimientos.

¿Es obligatorio arriostrar un andamio?

Sí, el uso de diagonales es recomendable, incluso en andamios de poca altura. Un solo módulo no solo queda totalmente reforzado instalando diagonales en los laterales, además evita que, en caso de soportar pesos excesivamente elevados, algo que no tiene nada que ver con la altura, la estructura se deforme, hasta llegar a colapsar.   

Por tanto los arriostramientos en estructuras metálicas, en este caso en andamios de aluminio, acero y fibra de vidrio, es obligatorio y forma parte de los elementos de seguridad de una estructura. 

Arriostrar un andamio fijándolo a una estructura

Además de ubicar riostras en las partes laterales, también existe un modo de arriostrar un andamio para casos en los que las condiciones climáticas son especialmente adversas. En este caso, lo importante es fijar el andamio por completo a la estructura, evitando que se generen movimientos.

En zonas de mucho viento, lo más recomendable es fijar completamente el andamio a la construcción, de esta forma el arriostramiento es mucho más seguro, evitando vibraciones por completo.  

Arriostramiento de andamios tubulares

El arriostramiento de fijación se lleva a cabo con elementos tubulares, estos quedan completamente fijados tanto a la construcción como al andamio en puntos estratégicos, es responsabilidad de las personas encargadas del montaje decidir los puntos de anclaje, para evitar deformaciones estructurales y vibraciones. 

Cuando arriostramos un andamio debemos tener en cuenta muchos factores, todos ellos fundamentales, algunos, de hecho, pueden comprometer la seguridad de la estructura. El peso, el viento, la altura, la estabilidad de la construcción anexa o los dispositivos de seguridad presentes en el andamio son solo algunos de los factores que influyen en la estabilidad de un andamio, y nos obligan a instalar elementos de arriostramiento.