¿Qué tipos de casas modulares y prefabricadas existen?

Las casas modulares y prefabricadas están ganando importancia en la actualidad, debido a una mayor calidad y acabados, con precios mucho más económicos que las viviendas tradicionales. Además, la inclusión de las últimas tecnologías en este tipo de construcciones, consiguen que en muchos casos las viviendas sean eficientes, por lo que el ahorro energético es muy importante.

Son viviendas que se realizan mediante módulos, que se añaden a modo de estancias dependiendo del tamaño final de la casa. Admiten una gran variedad de materiales en su construcción, como madera, hormigón y acero. Con todas esas ventajas, no es de extrañar que cada vez sean más los tipos de casas modulares y prefabricadas que existen.

Tipos de casas modulares y prefabricadas

Los diferentes tipos de casas modulares y prefabricadas, dependen sobre todo del material con que se fabrican y de la tecnología que incluyen. La tendencia actual es que aparezcan híbridos que mezclen varios materiales, aunque todavía se mantienen las que utilizan un único material.

Casas de hormigón

Aunque este tipo de material encarece levemente el coste de la vivienda final, es también el que mejor resultado da a lo largo de mucho tiempo. Hay muchas empresas que apuestan por estas viviendas modulares de hormigón, ideales para aquellas personas que buscan un diseño moderno y de calidad, actual y pensado para familias de todo tipo. Los módulos permiten desde pequeñas viviendas para dos personas, hasta construcciones con varios dormitorios, baños, cocina, sala de estar con comedor e incluso porche o terraza.

Casas de madera

Suelen ser las más económicas por el material con el que están realizadas. La madera es más barata que cualquier otro tipo de material, aunque ofrecen características similares que las convierten en opciones a tener muy en cuenta. Las casas modulares de madera tienden a ser sencillas y ecológicas, de modo que se puedan colocar en zonas de naturaleza, como montañas, ideales para funcionar como segunda residencia. Los diseños destacan por su comodidad, aunque tampoco se olvida la estética en sus acabados.

Casas de acero

Las casas prefabricadas realizadas con acero se plantean como viviendas útiles, modernas y cómodas, creadas en una o dos alturas, muy útiles para el usuario, pero sin olvidar tampoco el diseño más actual. Es el material más atractivo para los usuarios actuales, ya que los acabados que se consiguen son futuristas y llamativos.

Casas modulares de lujo

Para aquellos usuarios que busquen el lujo sin que el presupuesto se desborde, existe la opción de realizar viviendas a medida, partiendo en todo caso de módulos prefabricados, pero consiguiendo un grado mucho mayor de personalización. Son viviendas en las que se mezclan los diferentes tipos de materiales, y que se realizan en base al gusto del futuro propietario, así como de sus necesidades. Además, en este tipo de construcciones se puede dar rienda suelta a la creatividad en la arquitectura, consiguiendo algunas piezas únicas que llaman poderosamente la atención.

Casas prefabricadas sostenibles

Este tipo de viviendas se han convertido en el producto preferido de aquellos usuarios que buscan un hogar sostenible. Logran la mayor eficiencia energética y logística desde su construcción, y que continúa una vez que la vivienda está en funcionamiento y a pleno rendimiento.

El tiempo de montaje es mucho menor que en otro tipo de construcciones, de modo que resude el gasto económico y energético. Además, en su construcción se incluyen todo tipo de avances tecnológicos, mejorando drásticamente su vida útil como vivienda.

En muchos casos se realizan de tal forma que, además de ser sostenibles, con completamente ecológicas, ya que en su fabricación se utilizan materiales naturales y respetuosos con el medio ambiente. En este tipo de construcciones se encuentran estructuras de madera, paneles solares, pinturas no tóxicas que respetan la naturaleza, y aislamiento con materiales naturales, como por ejemplo lana de oveja.

En cuanto a eficiencia energética, es cada vez más habitual encontrar tecnología que permite realizar un gran ahorro, como paneles fotovoltaicos y turbinas de viento que recolectan energía, techos arqueados que recogen agua y climatización pasiva.

Estos son solo algunos de los tipos de casas modulares y prefabricadas que existen, pero seguro que puedes encontrar más. ¿Te gustaría vivir en una de estas casas? ¿Crees que tienen las mismas ventajas que una vivienda tradicional? Déjanos tu opinión en comentarios.

 

Deja un comentario