Quién debe revisar los equipos de protección individual (EPI)

Esta es una de las dudas más recurrentes en trabajos en altura, quién es el encargado de revisar los equipos de protección individual.
Los EPI son todos aquellos equipos usados por el trabajador con el fin de protegerse contra uno o diversos riesgos que puedan poner en peligro su integridad física, si no están correctamente revisados antes y después de cada trabajo, estaremos corriendo el riesgo de trabajar con material defectuoso. Además, debe ser una persona acreditada la que evalúe este equipamiento, con el fin de determinar su estado.

La persona indicada

Solo un profesional que conozca los detalles y requisitos existentes relativos a la revisión periódica puede revisar los equipos. Además, debe conocer las recomendaciones del fabricante y las instrucciones emitidas para el correcto funcionamiento. Debe estar capacitado para reconocer y evaluar los defectos y contar con los recursos idóneos para corregir daños en los equipos. Este profesional normalmente es formado por el fabricante o en su defecto un representante debidamente autorizado por el mismo.
Una persona puede estar capacitada para atender un determinado EPI o varios a la vez, pero en todos los casos debe tener conocimientos actualizados sobre su montaje, desmontaje o nivel de complejidad, entre otras características. Lo habitual es que sea seleccionada una persona habilitada por varios fabricantes o con conocimientos de varios EPI, para que la evaluación de equipos sea continua y rigurosa.

¿Es obligatoria la revisión de los EPI?

Su revisión es obligatoria y el empleador debe velar porque se haga en el tiempo determinado por las leyes. El Real Decreto 1215/1997 establece esta condición, también debe vigilar que dicho mantenimiento se haga acorde con las recomendaciones del fabricante.
El industrial está obligado a incluir un folleto informativo donde se constaten todos los detalles de su producto. En conclusión, es el fabricante el responsable de definir con claridad todos los aspectos de utilización, almacenamiento y revisión frecuente de cada EPI.
Lo más habitual es que la persona especializada sea nombrada por el fabricante, quien da fe de que ha recibido las instrucciones para desarrollar tal tarea.

Cómo seleccionar el mejor EPI

Los equipos de protección individual no eliminan por completo la exposición y el riesgo ante el peligro. Por ello es imprescindible que se evalúe la información sobre la evaluación del riesgo, el rendimiento que ofrece y el nivel de exposición aún cuando estemos utilizando los equipos.
En el caso de trabajar en altura, la revisión y buen uso de los EPIs es muy importante, ya que puede salvar vidas.