Riesgo por contacto eléctrico cuando trabajamos en andamios

Uno de los peligros asociados al trabajo con andamios es el riesgo por contacto eléctrico. Materiales metálicos como el acero y el aluminio son conductores, lo cual quiere decir que, al contacto con un elemento eléctrico, pueden provocar serios accidentes. 

Esta semana analizamos el riesgo por contacto eléctrico en trabajos en altura, y consejos para evitar este tipo de accidente. 

Las características de los metales conductores

Los materiales conductores son aquellos que ofrecen poca resistencia al movimiento de la carga eléctrica. Los átomos de este tipo de material se caracterizan por tener pocos electrones, lo cual provoca que no se necesite mucha energía para que los átomos transmitan electricidad de un a otro.

En concreto los metales son los mejores conductores de la electricidad, el acero y el aluminio, dos metales que utilizamos para la fabricación de andamios, son especialmente permisivos con el paso de la electricidad.  

El riesgo por contacto eléctrico

El contacto eléctrico es un peligro cuando trabajamos con andamios. Existen dos formas de entrar en contacto con la electricidad, el contacto directo, que se produce al manipular un dispositivo eléctrico de forma directa, o el contacto indirecto, que sucede cuando tocamos un material conductor que está en contacto con la fuente eléctrica. 

Si un aparato eléctrico entra en contacto con el andamio, traspasando la carga eléctrica al material, todas las personas en contacto directo con el andamio podrán verse afectadas, recibiendo una descarga de electricidad extremadamente peligrosa.  

Utilizar botas de seguridad en andamios

Las botas de seguridad aislantes evitan las descargas en caso de producirse. Los materiales de la suela evitan que la electricidad pase del metal, ya sea aluminio o acero, llegue al cuerpo, por eso se recomienda trabajar con este tipo de calzado siempre que utilicemos un andamio metálico.

Andamios de fibra de vidrio para riesgos eléctricos

Los andamios de fibra de vidrio se suelen utilizar en espacios inflamables y de peligro extremo por riesgo de incendio o explosión, debido a su propiedad antichispas, pero además, la fibra de vidrio no conduce la electricidad, por eso, aún en el caso en que se produzca una descarga eléctrica por contacto directo con el andamio, esta carga no llegaría a la persona que trabaja en el andamio, ya que la propia estructura la neutralizaría. 

Precaución con andamios móviles

En este sentido, es conveniente tener especial cuidado con los andamios móviles. Antes de mover el andamio, será imprescindible comprobar que en recorrido no hay cables de alta tensión o elementos eléctricos similares. 

En Termiser te ofrecemos andamios de fibra de vidrio para entornos peligrosos y el mejor asesoramiento para que elijas el andamio más adecuado para tu trabajo.