¿Son seguros los andamios de aluminio de segunda mano?

Los andamios de aluminio de segunda mano son muy utilizados en todo tipo de tareas en altura. Es necesario conocer la normativa y sus características a la hora de utilizarlos, de lo contrario, estaremos corriendo un riesgo muy alto al trabajar en altura.

El uso de estructuras de segunda mano en general no tiene por qué ser desaconsejable, pero en el caso de este tipo de andamios es necesario tomar algunas precauciones.

Andamios de aluminio de segunda mano

En muchas ocasiones hemos analizado las ventajas del aluminio para la fabricación de andamios y estructuras auxiliares. El aluminio es muy ligero y resistente, sin embargo, como cualquier material, sufre un desgaste con el tiempo, ya sea por el uso, por las condiciones a las que se ve expuesto, por una deficiencia en su instalación, etc. 

Los andamios de segunda mano permiten utilizar una estructura en varias tareas simultáneas. Un andamio no tiene por qué inutilizarse tras ser utilizado para una tarea concreta, sin embargo, es importante que sea revisado después de cada uso y antes de instalarlo de nuevo.

La influencia del desgaste y los golpes en andamios

Decíamos que el desgaste pone en riesgo a una estructura, en este caso un andamio. El aluminio es un material muy resistente, sin embargo, su exposición a condiciones meteorológicas adversas, golpes, rozaduras, etc., pueden hacer que el aluminio se desgaste, en ocasiones, una sola pieza en mal estado puede poner en peligro una estructura de varios pisos, por eso debemos revisar todas las partes del andamio en el que vamos a trabajar.

En este sentido, la legalidad prohíbe repintar cualquier tipo de andamio. La pintura es un indicador excelente cuando nos encontramos piezas dañadas, si repintamos un andamio, podremos ocultar zonas débiles que deberían quedar a la vista para ser sustituidas.

Revisiones e instalación

Cada andamio necesita de un montaje determinado, el proceso de montaje e instalación es, a la vez, el mejor momento para analizar pieza a pieza el estado de un andamio, algo especialmente importante si vamos a utilizar un dispositivo de segunda mano. 

La instalación de un andamio de aluminio de segunda mano para trabajos en altura no solo debe ser correcta, además, entre sus fines debe estar la revisión de cada módulo para conocer su estado. 

Por otra parte, una vez finalicemos nuestro trabajo y llevemos a cabo el proceso de desmontaje, será necesario que revisemos todas las piezas de nuevo, con el fin de determinar si alguna de ellas ha sufrido algún tipo de daño.