Qué es el suelo radiante: Ventajas y desventajas

¿Estás pensando en una forma ecológica y eficiente de calentar tu casa cuando llegue el invierno? El suelo radiante es una buena alternativa. En este post te explicamos en qué consiste y cuáles son sus ventajas y desventajas:

Qué es el suelo radiante

La calefacción por suelo radiante consiste en  la emisión de calor o frío por el agua que circula a través de tuberías distribuidas bajo el suelo.

El calor radiante hidrónico es la forma más eficiente y popular de calor radiante de uso generalizado. Los sistemas hidrónicos cuentan con tubos de polietileno resistentes a la corrosión que se encuentran en la caldera de la casa y hacen circular agua caliente por toda la estructura. La caldera está controlada por el termostato de la casa, pero los sistemas más nuevos suelen tener válvulas de zonificación que controlan el flujo de agua a cada habitación, lo que permite reducir o cerrar el calor en espacios poco utilizados sin afectar otras partes de la casa. Además, los sistemas hidrónicos pueden funcionar directamente a través del material del piso (sistemas húmedos) o calentar una capa de aire aislada debajo del piso (sistemas secos).

Ventajas y desventajas del suelo radiante

Pros del suelo radiante

  • Eficiencia: los sistemas de calefacción radiante son hasta un 30% más eficientes que los sistemas de aire forzado. El agua conduce el calor de forma más efectiva que el aire, que rápidamente pierde calor sin una fuente constante.
  • Mejor distribución del calor: EL suelo radiante transmite el calor a otras partes de la habitación a una velocidad uniforme. Esto significa contrastes de temperatura menos notables dentro de las habitaciones.
  • Más discreto: Además de la caldera y las posibles válvulas de zonificación, los sistemas de calefacción radiante no tienen componentes visibles.
  • Mejor calidad de aire: Los sistemas de calefacción radiante no hacen circular el aire en absoluto, y por lo tanto no mantienen los alérgenos en el aire. Eso significa una mejor calidad del aire interior.

Contras del suelo radiante

  • Mayor coste de instalación: Aunque son más rentables a largo plazo, los sistemas de calefacción radiante pueden suponer un gran desembolso inicial.
  • Difícil acceso para reparaciones: Como la mayor parte del sistema típico de calefacción radiante se encuentra en las paredes o debajo de los pisos, incluso los trabajos básicos de diagnóstico o reparación pueden ser costosos e inconvenientes.

¿Te animarías a instalar suelo radiante en tu casa? ¿Qué opinas de este tipo de calefacción? Déjanos tus impresiones en los comentarios.