Las ventajas de trabajar con un andamio pequeño adaptado

Cuando pensamos en un andamio, de forma automática pensamos en una estructura de varios metros de alto, ocupando la fachada completa de un edificio, sin embargo, un andamio pequeño puede ser la mejor solución para tareas menos complejas, que requieran trabajar a una altura media.

En Termiser disponemos de una completa gama de andamios modulares, por eso podemos montar estructuras partiendo de un metro de altura, hasta alturas de más de 10 metros. Si necesitas un andamio pequeño para un trabajo de construcción, reforma o jardinería, en nuestro catálogo encontrarás la estructura que necesitas.

Elegir un andamio pequeño fijo o móvil

Dependiendo del trabajo que vayas a hacer necesitarás una estructura móvil o fija. En modelos de andamio pequeño, te recomendamos que optes por estructuras móviles por dos razones:

  • Los andamios se fabrican con elementos muy ligeros como el aluminio o la fibra de vidrio, si además son de baja altura (entre uno y dos metros), son muy fáciles de desplazar.
  • Todos los andamios móviles de Termiser disponen de elementos de seguridad que permiten que el andamio se fije al suelo y sea estable, sin peligro de producirse desplazamientos.

En cualquier caso, si vas a trabajar sobre una zona muy concreta, siempre puedes solicitar una estructura fija.

El sistema de montaje de los andamios pequeños

Nuestro equipo de montaje está preparado para elevar andamios de varios metros en poco tiempo, en el caso de un andamio pequeño, este montaje se reduce a unos minutos.

Montar un andamio modular de uno a dos metros puede parecer sencillo, pero es necesario asegurar su estabilidad e instalar todos los elementos de seguridad asociados al trabajo en altura.

Evidentemente, trabajar a 14 metros sobre el nivel del suelo es más peligroso que hacerlo a uno o dos metros, sin embargo, las caídas a baja altura pueden resultar muy peligrosas. El montaje es parte del plan de seguridad que debemos cumplir, incluso si trabajamos a una altura escasa.

Materiales para andamios pequeños

En Termiser trabajamos con tres materiales que se adaptan a distintos trabajos:

  • Aluminio para andamios ligeros
  • Fibra de vidrio para trabajos en situaciones especiales
  • Acero para andamios robustos y estables

Elegir el material adecuado es vital para nuestro trabajo. El caso más especial es el de los andamios de fibra de vidrio, este material evita que se produzcan chispas por contacto, por eso se utilizan para trabajar en zonas con material inflamable.

Si necesitas un andamio pequeño y un servicio de montaje profesional, contacta con Termiser y elige la estructura perfecta para ti.